> Comerciales > Políticas de Garantía

La garantía es un derecho que tienen todos nuestros clientes que habiendo comprado algún equipo o contratado algún servicio a Coinsa, y dentro del plazo legal de 3 meses, tal como lo establece la ley, presenten fallas en su funcionamiento como consecuencia de defectos de fabricación o en el caso de los servicios, estos no hubieron satisfecho los alcances previamente establecidos.

Validación de la Garantía: Para ejercer este derecho, nuestros clientes deben en primer lugar comunicarse a nuestra “Unidad de Atención de Garantías”, a través de los teléfonos 2411-2450 - 97 – 92 y/o al correo garantias@coinsa.cl, y reportar la situación; desde esta unidad recibirá ayuda guiada para establecer con mayor precisión la situación e instrucciones para poder ejecutar esta garantía de la forma más rápida y efectiva posible.

Para acreditar la garantía y su vigencia, el cliente deberá al momento de ingresar el equipo, exhibir la documentación legal de compra respectiva, factura o boleta. Posteriormente y una vez ingresado el equipo al laboratorio de Coinsa o de la marca respectiva, la condición de funcionamiento defectuoso del equipo atribuible a garantía, será validada por el personal técnico que corresponda.

Es importante dejar establecido que en los casos de equipos que tengan capacidad de almacenar información internamente, será de exclusiva responsabilidad del cliente el respaldar previamente la información y datos de cualquier índole alojados en él, por lo que Coinsa bajo ningún caso será responsable de esta acción ni de la eventual pérdida total o parcial de estos.

Exclusiones de la Garantía:
• Daños causados por golpes, caídas, transporte y bodegaje inadecuado o trato incorrecto, como también los daños a causa de temblor, terremoto, maremoto, inundaciones, anegaciones, relámpagos, humedad, ambientes de polvo excesivos y daños atribuibles a manifestaciones de la naturaleza en general.
• Daños causados por acciones de carácter terrorista.
• Excesos o caídas de voltaje eléctrico que impliquen uso en condiciones anormales.
• Daños o degradaciones de sus componentes, como consecuencia de estar conectados a redes eléctricas defectuosas.
• Instalación en condiciones distintas a las indicadas en el manual de usuario (temperatura, humedad, polución).
• Intervención del artefacto por personal no autorizado.
• Enmiendas o adulteraciones en los datos del certificado de garantía, números de serie del fabricante o factura de compra.
• Defectos técnicos derivados de problemas en la instalación incorrecta del producto.
• Modificación del software original del producto.
• Daños causados por presencia de Virus computacionales.